Additional information
Reflections for the week
Online Retreat Weeks
Connect with us
JRS Retiro online: Día 25 – Educación: una vela encendida de esperanza
jueves, noviembre 25, 2010


“La educación cristiana tiene como objetivo formar al fiel como «hombre nuevo », con una fe adulta, que lo haga capaz de testimoniar en su propio ambiente la esperanza cristiana que lo anima.”

Cuando empieces tu oración de hoy, recuerda que estás ante la presencia de Dios sagrado. Ten presente que Dios te está viendo en todo momento, y de que la ternura y el poder con que te mira. Pídele a Dios aquello que quieras a través de plegaria.

Pídele hoy a Dios que te ayude a rendirte ante el Misterio que te rodea, confiando en que el universo está en las buenas manos de Dios. Pídele que aumente tu fe en el amor radical y en la bondad de Dios, que pueden vencer todos tus temores y poner en orden tus deseos.



Reflections for Prayer
Roma, 25 de noviembre de 2010 – Con alegría y una libertad de espíritu interior la mujer sudanesa se levantó del banco de madera. Se alzó para compartir el testimonio de su vida, que había comenzado a transformarse. Se estaba clausurando el taller del JRS sobre educación para la paz en Lobone, Sur de Sudán, y Catherine explicó sus puntos de vista:

“Siempre me habían dicho, y así lo había creído, que si había alguna complicación en el hogar era por culpa de la mujer. Las mujeres éramos el problema. Ahora sé que yo no lo soy. Gracias a este taller me doy cuenta de que cuando hay una dificultad cada uno tiene su responsabilidad, y que todos, también, podemos contribuir a solucionarla. Tengo los conocimientos y la capacidad para empezar a hacerlo.” Liberada y con un sentimiento real y fortalecido de su identidad y viéndose capaz de llevar la transformación a su hogar, a la familia, a la comunidad y a la sociedad, Catherine con otros participantes se regocijaba con su nueva vida.

Trabajando en los proyectos de educación del JRS en África, tuve el privilegio, una y otra vez, de ser testigo de la esperanza, la alegría y de la vida que volvía a comenzar. Niños traumatizados encontraban un espacio de seguridad en la escuela y recuperaban su niñez y un sentido del bienestar. Jóvenes desalentados — reconociendo que sin educación seguirían siendo esclavos y víctimas de la discriminación y de los conflictos — luchaban y disfrutaban de la oportunidad de ir al colegio. Uno compartió su opinión: “Estoy seguro de que la educación que estoy teniendo… es la única vela encendida de esperanza que tengo en la oscuridad de esta desesperante situación de refugio.” A través de la educación los refugiados se atreven a soñar y a crear un futuro.

Los programas educativos — ya sean de primaria, de instituto, de formación profesional, de magisterio, alfabetización o construcción de paz y desarrollo comunitario — tocaron y cambiaron las vidas de niños, jóvenes, mujeres, maestros y líderes locales; y también de soldados y ex combatientes. La educación brinda conocimientos y habilidades, valores para la vida, y oportunidades de visualizar y construir un mundo más justo y lleno de paz. A través de la educación basada en los valores del Evangelio y respondiendo a las necesidades humanas y espirituales, se descubre la esperanza, las vidas se transforman y personas y comunidades se sienten capaces de elegir su propia vida.

La experiencia de la alegría y de la transformación de los refugiados nos invita a abrirnos a la experiencia del Jesús Resucitado que continúa dando vida, salud y paz al mundo. El Dios de la Vida nos pide que respondamos y seamos instrumentos y testigos de la transformación. ¿Cómo se nos llama para que compartamos el proceso de transformación que conduce a una compasión más profunda y a una vida más plena? ¿Qué testimonio daremos?

Hna. Roxanne Schares, SSND
Ex responsable de recursos educativos del JRS para África

Dírigete a Dios como a un amigo al que habla un amigo.

Háblale a Dios sobre tu respuesta, sobre tus necesidades y sobre tus deseos más profundos.

Termina tu oración con el Padrenuestro, la plegaria que Jesús nos enseñó.


Suggested Reading for Prayer
Efesios 1:17-21

Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, les conceda un espíritu de sabiduría y de revelación que les permita conocerlo verdaderamente. Que él ilumine sus corazones, para que ustedes puedan valorar la esperanza a la que han sido llamados, los tesoros de gloria que encierra su herencia entre los santos, y la extraordinaria grandeza del poder con que él obra en nosotros, los creyentes, por la eficacia de su fuerza. Este es el mismo poder que Dios manifestó en Cristo, cuando lo resucitó de entre los muertos y lo hizo sentar a su derecha en el cielo, elevándolo por encima de todo Principado, Potestad, Poder y Dominación, y de cualquier otra dignidad que pueda mencionarse tanto en este mundo como en el futuro.